La cara B del lujo
Vick Fichtner

La cara B del lujo

“Que bien vives, Vick”. Escucho la voz de alguno de mis amigos en mi cabeza mientras espero el autobús en medio a un pueblo medio