Dos años para alcanzar la cumbre del AOVE

Puede ser que en dos años no nos dé tiempo a alcanzar la meta que nos proponemos al emprender una aventura.

Dos años. Dos años nada más. Quizás para asentarnos, para ir midiendo y ensayando lo que planteamos para el futuro. Y sin embargo, dos años pueden parecer suficiente tiempo si lo tenemos claro. Y esto es lo que ha sucedido con Henri Alegría y el aceite de oliva virgen extra. Esto es lo que ha sucedido con Henri Mor.

La historia de quien hace dos años, tras probar una rebanada de pan con tomate y aceite, emprende el camino de búsqueda del origen de ese aceite que le ha enamorado y lo halla en Juncosa, Lleida. Y su búsqueda de esa calidad y sus ganas de dar a conocer el valor de un producto tan especial le llevan a formarse, estudiar y trabajar en un aceite de oliva virgen extra, ha tenido ya sus frutos.

El aceite de Henri Mor es ya el aceite de degustación de nada menos que 17 restaurantes con Estrella Michelin, como por ejemplo el Boquería en Francia, Tapeo & Wine de Londres, el Restaurant Monastrell, Mugaritz, ABAC, Arola o la Enoteca Paco Pérez, por citar algunos ejemplos. Su aceite tiene presencia en 9 países de Europa, América Latina más los Estados Unidos y ha obtenido 18 grandes premios internacionales.

Según el WVOO World Ranking Henri Mor está ubicado en la 15ª posición de los AOVE más premiados en la variedad arbequina del mundo. Múltiples galardones y premios que en tan solo 30 meses son la muestra de cómo si se persigue un sueño con tesón y rodeándonos de un equipo capaz y que ama el producto tanto como nosotros, todo es posible.

En este caso, convertir el aceite de oliva virgen extra Henri Mor, en una garantía de éxito ascendente.

Henri Mor, el aceite fruto del amor

0/5 (0 Reviews)

Deja un comentario