EL PERIÓDICO DIGITAL DE ROMERO

AOVE de Finca Hostalets El alma del aceite

Hay más de 250 variedades de olivo. Ustedes deben conocer decenas de marcas de aceite. Pero todavía no han conocido un aceite como el de Finca Hostalets.

José Seuma es algo más que un productor de aceite. Es alguien que ha encontrado en el olivo una forma de expresar su ilusión y la pasión por la vida. El AOVE (Aceite de Oliva Virgen Extra) de Finca Hostalets, es el producto de una aventura de creación y de apuesta por lo singular, lo auténtico y es una apuesta por la vida.

Cualquier proyecto que se afronte debe afrontarse desde la ilusión y la consecución de objetivos. Solo con ello y con unas profundas convicciones, se puede lograr aquello que uno pretende. Y es en los momentos más difíciles cuando somos capaces de visualizar de manera clara lo que nos es imprescindible.

Es algo personal

La historia de José Seuma y cómo ha conseguido el mejor AOVE del mercado comienza en 2010, cuando nuestro protagonista se enfrenta a un cambio de vida. Después de 25 años de andadura profesional se enfrentó a un momento en el que la vida le puso el contador a cero. Agarrándose a la vida, a la familia, a los amigos y a un montón de ideas para construir un futuro diferente, se propuso trabajar. Trabajar para seguir viviendo.

Y el fruto de ese trabajo y esa ilusión por una nueva vida es Finca Hostalets 1898, un AOVE diferente, con cualidades excepcionales que son el resultado de un proceso de elaboración que dota al aceite de alma. Un producto singular, que, desde la selección de las mejores aceitunas del olivar, hasta el envasado en los packaging especiales, se lleva a cabo siguiendo un proceso estudiado y contrastado con los más rigurosos estándares de calidad y con las exigencias de las certificadoras más importantes.

La tierra y nada más

Para entender qué es Finca Hostalets, resulta imprescindible escuchar a José Seuma hablar del lugar en el que se encuentra el Terroir del que surge esa joya líquida. En Cabaces, en la comarca del Priorato catalán, en las faldas del Parque Natural de la Sierra del Montsant, encontramos una parcela al abrigo del bosque, rodeada de encinas, robles, madroños con los que comparte agua y nutrientes. Un espacio de paredes y terrazas de piedra, muestra del esfuerzo de nuestros antepasados por obtener de la tierra un fruto precioso.

En este espacio se encuentran unos olivos centenarios, de las variedades autóctonas Arbequina y Rojal. De hecho la variedad Rojal solo se encuentra en esta zona, siendo muy apreciada y la ‘culpable’ de un picor especial característico del aceite que se obtiene de ella. Si la oliva es el fruto del olivo, la aceituna es aquella variedad destinada a producir aceite. Las aceitunas de Finca Hostalets se tratan como una fruta más, creciendo junto a uvas, moras, cerezas, higos, madroños y hierbas aromáticas que le dan el carácter y la complejidad aromática de un AOVE que no se parece a nada.

072 JoseSeuma Dic2010

Un proceso excelente

Porque es una forma diferente de hacer las cosas. Como hemos visto, se trata de un cultivo ecológico certificado por el CCPAE y en conversión a Biodinámico. Utilizando solo los abonos biodinámicos y guiándose por el calendario lunar. También es única la cosecha, una de las fases más delicadas en el proceso de elaboración de este AOVE excepcional. La recolección es manual, solo se recogen las aceitunas están en el árbol sober los mantos para qe no se golpeen.

Un aceite de cosecha temprana, cuando acaba el verano, a principios de Octubre, cuando al aceituna está en estado de preenvero a envero. Es en ese momento en el que el AOVE que se obtiene es el de menos sensibilidad al deterioro y contiene maoyr contenido en compuestos fenólicos, responsables principales de sus propiedades antioxidantes, junto a unas excepcionales características organolépticas.

Solo las aceitunas sanas, reconocidas visualmente pasan al proceso de extracción, que se realizan en un molino de dos fases, a baja temperatura. Se decanta durante varias horas en depósitos troncocónicos para precipitar y limpiar impurezas, se filtra y se pasa a bodega.

Aquí el AOVE descansará por un período mínimo de seis meses en depósitos de acero inoxidable con sistemas ‘siempre lleno o con nitrógeno’, para que el AOVE repose en perfectas condiciones y se muestre como lo que es, un aceite excelente.

Finalmente se envasa sobre pedido, en botellas de cristal, dentro de un estuche especial para protegerlas de la luz… para estar presente en la bodega, junto a sus caldos preferidos o licores predilectos. Porque el AOVE de Finca Hostalets es un aceite y es el zumo precioso obtenido de un proceso preciso.

20171102 Finca Hostalets 006 internet

El fruto de una vida

Y todo esto que están leyendo no es ni más ni menos que el fruto del esfuerzo de una persona, José Seuma, que recoge el testigo de una familia ligada al campo y que ha visto en el campo, el olivo y el AOVE una manera de expresar lo que le pide a la vida. Lo auténtico, mimado, cuidado, exigente y personal. Un producto que no se contenta con estar en la cocina, que debe ser mostrado y del que sentirse orgulloso por su posesión.

Una botella de Finca Hostalets es algo más que un AOVE, es un pedazo de alma de una tierra y de un hombre que ha peleado y sigue porfiando por ofrecer lo mejor que puede ser capaz de ofrecer.


Deja un comentario