EL PERIÓDICO DIGITAL DE ROMERO

Comunidad primero: Ventas después

Las tendencias ya lo indicaban, pero a partir de tsumani Covid-19, lo será todavía aún más. Porque la gente necesita pertenecer a comunidades afines para sentirse uno mismo, más protegido, más seguro.

Comunidad primero: Ventas después

La palabra comunidad o comunitario siempre me han traído recuerdos de los grupos de vecinos donde vivía, nos reuníamos una o dos veces al año para debatir sobre las cuentas anuales o los arreglos/problemas que padecía el edificio, poco más. Es decir que a pesar que tenía un sentido de unidad, en la práctica, cada vecino era dueño de su espacio y la relación hacia el resto de vecinos era totalmente arbitraria, es decir, que pertenecer a esa comunidad no nos aportaba ni prestigio ni orgullo de serlo.

Comunidad primero: Ventas después

Pero cuando hablamos de marcas, la cosa cambia. Aquí la Comunidad (Conjunto de personas) sí se sienten fuertemente vinculadas y comprometidas con determinada marca. ¿Y eso? ¿Por qué el significado es el opuesto? Pues porque se ha trabajado el valor de la marca de tal manera que es reconocida por la comunidad por una serie de características que les hacen afines. Y eso que, en ocasiones los valores que la encumbran no son todos afines.

Comunidad primero: Ventas después

Ese es uno de los talones de Aquiles de nuestras marcas españolas. Invertir en ellas mismas. Pero no sólo tiempo, que de eso ya lo hacemos todos. Se debe invertir Dinero, pasta, molla, guita… disculpar si uso coloquialismos, pero quiero dejar claro que es es lo que sobretodo, se debe invertir.

Comunidad primero: Ventas después

Nos cuesta una barbaridad invertir en nosotros mismos. Queremos que los demás lo hagan por nosotros. Ya sea un distribuidor con su red comercial o bien las agencias de marketing o de comunicación que consigan lo imposible: generarnos la demanda prácticamente con la creación de una web y las RR.SS.  ¿Estamos locos o verdaderamente creemos que con esa fórmula conseguiremos algo de provecho? Ya os digo yo que no. EL mundo corre, vuela y evoluciona cada mes, y debemos saber a quién vendemos y a quién queremos vender. Y entonces, ¡cómo lo podemos saber? Algunos clientes me dicen, “sí con los analytics de la web lo puedo saber sin ayuda de nadie externo…”  ¿Pero qué analizan? Los datos de las personas que presuntamente han entrado en su sitio web, en muchas ocasiones no tenemos ni su nombre, ni teléfono, ni da, pero es una visita a la web…¡¡wow!! Qué éxito. Así no podemos adelantarnos a nuestros clientes ni crear nuevos.

Comunidad primero: Ventas después

La Comunidad: clave para saber qué hacer y avanzarse

Para generar negocio y clientes hoy se necesitan de manera imprescindible, las nuevas tecnologías de la comunicación, primero porque es la manera más rápida, y la más eficiente (porque se puede medir en un sinfín de ratios), y segundo porque estas personas ahora pueden estar en contacto (online) y formalizar a través de grupos online, su afinidad por nuestra marca.

Comunidad primero: Ventas después

Y en el canal digital es donde se debe crear la comunidad entorno a nuestra marca: contenidos propios de interés, promociones, acciones cruzadas de carácter comercial con otras marcas o marcas personales, y acciones sociales (compromiso con la comunidad, ONG’s, etc). Mucho trabajo, sí, pero, ¿el resultado no es maravilloso, si generamos una comunidad de personas que se reflejan en los valores que desprende nuestra marca? Y además los comparten con más personas de manera viral…  ¿qué sucede entonces? Pues que se generan las ansiadas y veneradas ventas y más ventas. La comunidad genera el efecto de la bola de nieve y su crecimiento ya no es tan obligado por parte de los departamentos comerciales, la Comunidad “tira del carro” literlamente de la marca, y nos permite podernos dedircar a escucharles, a analizar sus necesitades porqué les gusta y qué les gusta de nuestra marca (y/o productos). De esta manera, con esta relación, el compromiso de siempre mejorar y dar lo mejor a nuestros clientes es inherente.

Comunidad primero: Ventas después

Se avecinan tiempos convulsos

Hay que mejorar el compromiso digital. Como las tiendas permanezcan cerradas en muchas partes del mundo, más de lo que nos esperamos, el comercio electrónico se convertirá en el canal crucial para mantener las ventas, comunicarse con los clientes y forjar un sentido de comunidad en torno a una marca será más esencial si cabe. Por lo que hay que acelerar las inversiones digitales (branded content y venta online), con un enfoque en la activación del cliente. Además de mejorar sus propios sitios web, recomendamos también las asociaciones con empresas online que puedan vender vuestro producto y que tenga buena reputación (para generar más ventas a corto plazo). El marketing digital podría ayudar no solo a aumentar las ventas en online, sino también a atraer a los consumidores a visitar las tiendas una vez que vuelvan a abrir.

https://romero.barcelona/


Deja un comentario